Las nuevas causas de la pobreza en América Latina

 

Las economías latinoamericanas han reconocido fases de muy alta inflación, incluso de hiperinflación de los años ochenta. Se sabe que el alza de precios efectúa una sangría sobre los ingresos. Esta sangría, que en la literatura se denomina "impuesto inflacionario", es inversamente proporcional  a la importancia del ingreso.

 

Mientras se retoma el crecimiento y bajan los precios, los salarios recobran una parte del poder de compra perdido.

 

La caída de la tasa de inflación y la recuperación del crecimieto , no son los únicos factores de orden económico que explican la evolución de los ingresos y el fuerte empujede una parte importante de los ingresos que provienen de los empleos informales, en un primer tiempo.

 

La liberación del conjunto de mercados caracteriza a la mayor parte de las economías latinoamericanas desde principios de los años noventa.